TODOS SOMOS MÁS PARECIDOS QUE DIFERENTES

El otro día subí a un micro y oí que un pasajero cantaba y silbaba “I was made for lovin´ you baby” de Kiss, pensé que sería algún joven que después de cantar pediría una propina. Como no me gusta esa canción, no presté mucha atención; sin embargo, escuché que su pronunciación en inglés era muy buena y volteé a verlo. Para mi sorpresa el cantante era un jovencito con Síndrome de Down de unos trece o catorce años. Me llenó el corazón ver y escuchar a este adolescente inmerso en su canción. Qué habilidad para llevar el ritmo y cantar en otro idioma, sobretodo. Me hizo pensar en mi sobrino que también tiene Síndrome de Down y en lo talentosas que son estas personas. Mi sobrino está próximo a cumplir nueve años y le fascina leer cuentos y que se los lean. Es un deleite ver cómo disfruta de su lectura: se ríe, se sorprende, reconoce nuevas palabras y cuando no entiende alguna, continúa leyendo y reconociendo letras y armando palabras. Es mágico verlo  intentarlo (algo tan simple pero extraordinario).

Cuando el joven bajó del micro, bajó acompañado de, al parecer, su abuelito que lo llevaba del hombro amorosamente. Hay que resaltar y aplaudir los talentos de estas personas que son innatos, pero como sucede con todos los seres humanos, estas personas son el resultado de su crianza, amor, paciencia, perseverancia y apoyo de sus padres.

Es una gran alegría que vaya incrementando los ejemplos de emprendimiento de personas con Síndrome de Down y/o su incursión en diferentes artes y deportes. Hace poco, los noticieros daban a conocer a un grupo de muchachos con SDD que había aperturado una pizzería; asimismo, se supo del primer corredor de autos con un cromosoma de más, fabuloso ¿verdad? Ni que decir de los pintores, músicos y hasta modelos de pasarela y comerciales que tienen este síndrome. Llego a la conclusión que no se es más exitoso porque careces de una discapacidad o porque tienes una discapacidad menor, sino porque aprendiste a utilizar tu capacidad al máximo.

A menudo, observo que los padres que luchan por la igualdad (sin prejuicios ni etiquetas) ven a sus hijos como personas únicas, creen en ellos y los crían con amor y reglas (como la mayoría de padres de cualquier persona), con la única diferencia que tienen altas expectativas en enseñar a los demás el modo en que quieren que veamos a sus hijos.  Debemos tratar a estas personas como a cualquier persona: con respeto y aprecio. No los victimicemos. Tratemos a estos niños como cualquier niño con aprendizaje lento, tal es el caso de mi otro sobrino que sus papás con harta paciencia deben reforzar lo que le enseñan en la escuela (a veces valiéndose de profesores particulares), será lento para aprender matemática, comunicación, historia hasta educación física,  pero es muy bueno para las artes plásticas, música, cocina y en aprender la vida de todos los súper héroes 😁.

Mis dos sobrinos, uno con Síndrome de Down y el otro no, son como todas las personas, a algunos nos cuesta aprender más rápido que a otros determinada actividad y eso no nos hace diferentes.

 

“Si pudieras verlos como yo los veo podrías admirar su fortaleza, su pasión por la vida, su esfuerzo diario por alcanzar cosas simples pero increíbles. Verías dos corazones llenos de amor y dos almas llenas de compasión y gratitud por las pequeñas cosas que se vuelven gigantes en sus ojos. Encontrarías inspiración en su alegría, en su simplicidad, y en su pasión por vivir. También aprenderías que ninguna de estas cosas llega como resultado de la discapacidad, sino como el fruto de sus habilidades y el amor y la fe con la que han sido criados” – ELIANA TARDÍO (madre de dos niños con Síndrome de Down)

One response to “TODOS SOMOS MÁS PARECIDOS QUE DIFERENTES

  1. Los corazones de las casi todas las personas son más parecidos que diferentes.
    Las etiquetas, el dinero o el poder, las caras, los cuerpos, las mentes, los gustos, las razas o sexualidades, los muros y vallas, no pueden ni deben servir para hacernos diferentes.

    Si habláramos del amor como tú lo haces, de verdad que casi todos seríamos más parecidos que diferentes.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s