AL ACABARSE EL AMOR, QUEDA LA PENSIÓN DE ALIMENTOS

Es irónico que un día las parejas se quieran tanto que el amor y la pasión desbordantes que se tienen los lleven a forjar una familia; y otro día sean simples conocidos con uno o más hijos en común. En las últimas décadas se ha incrementado el número de divorcios y separaciones con niños de por medio.

Rupturas, separaciones, divorcios, es pan de cada día en nuestra sociedad. Para nadie es un misterio que las separaciones no suceden de un día para otro, el amor no se saca con agua y jabón. Los problemas sentimentales van sanando de acuerdo a nuestra capacidad de seguir adelante y, sobre todo, depende del tipo de relación que tuvimos. Pero esto no es materia de este artículo…

Cada pareja es un mundo, es una novela totalmente diferente que al terminar, más que inocentes o culpables, lo que importa es la crianza de los niños. En este post quiero dar alcances sobre la Pensión de Alimentos, lo engorroso y hasta stresante que se torna una separación en cuanto a lo referente a hijos en común debido al proceso judicial a iniciarse.

Cabe mencionar que la obligación de alimentos no sólo abarca el deber de los padres para con los hijos o el deber de asistencia que existe entre los cónyuges, sino que además se deben alimentos recíprocamente los ascendientes y descendientes y, los hermanos. Incluso el ex cónyuge que se encuentra en estado de indigencia, como aquél cónyuge al que le sea imputable el divorcio, pueden solicitar la prestación de alimentos al otro cónyuge. Esta obligación cesa automáticamente cuando el alimentista contrae nuevo matrimonio.

Pero centrémonos en la Pensión de Alimentos de los padres para con los hijos. Todos conocemos, por lo menos, a una persona que está en estos avatares con su ex pareja.

Lo primero que deben recordar es que el pago de Alimentos es obligación de ambos padres. No porque la mayoría de demandados sean varones la responsabilidad es sólo de ellos… Recuerdo un caso que tuve donde el demandante era el padre, quien vivía con sus dos pequeñas, y demandó a la madre Alimentos para las menores (ella ya tenía otro compromiso).

Por regla general, la obligación de los padres es de 50 – 50 (cada uno afronta la mitad de los gastos del hijo). Si alguno de ellos quiere y puede dar más del 50% a buena hora. Si tienes, no vas a escatimar con tu hijo ¿verdad?

Nuestro ordenamiento civil regula el deber de los padres de mantener a sus hijos, el mismo que supone que los padres deben proveer todo lo necesario a los hijos. Este deber comienza desde el momento de la concepción y termina con la mayoría de edad. Sin embargo, subsiste la obligación de proveer al sostenimiento de los hijos solteros mayores de edad que sigan con éxito estudios superiores, y de hijos solteros que tengan alguna incapacidad física o mental debidamente comprobadas.

El artículo 472º de Código Civil prescribe: “Se entiende por alimentos lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido, educación, instrucción y capacitación para el trabajo, asistencia médica y psicológica y recreación, según la situación y posibilidades de la familia. También los gastos de embarazo de la madre desde la concepción hasta la etapa de postparto.”

Asimismo, el artículo 92º de Código de los Niños y Adolescentes establece: “Se considera alimentos lo necesario para el sustento, habitación, vestido, educación, instrucción y capacitación para el trabajo, asistencia médica y psicológica y recreación del niño o del adolescente. También los gastos del embarazo de la madre desde la concepción hasta la etapa de postparto.”

De esta forma, si uno de los padres no cumple con su obligación legal, se puede presentar una demanda de alimentos (si es menor de edad debe ser representado por uno de sus padres), indicando el nombre y los datos del alimentista, el pedido concreto (el monto de la pensión que se pide) y los hechos ocurridos, entre otras indicaciones. Se debe acompañar todas las pruebas que sustentan el pedido, como por ejemplo, copia de las boletas de pago del padre demandado, certificado del colegio donde se indique el monto de las pensiones mensuales, recibos por honorarios médicos, boletas de consumo del alimentista, etc.

El demandante puede elegir ante qué Juzgado demandar. Normalmente se demanda ante el Juez de Paz de su domicilio (también puede hacerlo ante el Juez del lugar donde vive el padre a quien se reclama).

Es aconsejable que mientras dure el proceso judicial y se fije una pensión de alimentos en forma definitiva, el demandante solicite una asignación alimenticia provisional, siempre que se presente un documento que acredite el título en que se funda su pretensión. Este pedido se hace a través de una Medida Cautelar, que permite garantizar la subsistencia del alimentista mientras dura el proceso. En efecto, tanto en el proceso principal como en el procedimiento cautelar, la pretensión es la misma por tanto, la medida cautelar sólo anticipa lo que puede ser el pronunciamiento final si la demanda es amparada por el juez.

De esa forma, en los casos de hijos menores con indubitable relación familiar, el juez deberá otorgar la asignación anticipada de alimentos, actuando de oficio, en el caso que no se haya solicitado, luego de notificada la resolución que admite a trámite la demanda de alimentos. El juez fija la pensión de alimentos en proporción a las necesidades del hijo alimentista y de la condición económica y social del demandado.

Los ingresos del demandado se pueden afectar en un máximo de 60%.

El demandante puede solicitar que la pensión asignada sea computable en un porcentaje o un monto fijo (de la remuneración del obligado).

De otro lado, nuestro ordenamiento civil establece la posibilidad de que el obligado a prestar alimentos pida la exoneración de la pensión alimenticia si disminuyen sus ingresos, de modo que no pueda atenderla sin poner en peligro su propia subsistencia o si ha desaparecido en el alimentista el estado de necesidad. Supuestos de excepción que deben ser debidamente acreditados con medios probatorios pertinentes y suficientes. En la realidad vemos que hay varios demandados u obligados que tratan de evadir responsabilidades ocultando información real de sus ingresos y gastos.

El Código Penal en el artículo 149 prescribe: “El que omite cumplir la obligación de prestar los alimentos que establece una resolución judicial, será reprimido con pena privativa de la libertad no mayor de tres años, o con prestación de servicios a la comunidad de veinte a cincuenta jornales, sin perjuicio de cumplir el mandato judicial. Si el agente ha simulado otra obligación de alimentos en connivencia con otra persona o renuncia o abandona maliciosamente su trabajo, la pena no será menor de uno ni mayor de cuatro años. Si resulta lesión grave o muerte y estas pudieran ser previstas, la pena no será menor de dos años ni mayor de cuatro, en caso de lesiones graves, y no menor de tres ni mayor de seis en caso de muerte”.

Si el demandado no abona un mes, se genera intereses. Cada cierto periodo de tiempo se hace liquidaciones de los abonos mensuales. Este documento es presentado al juzgado para su aprobación, que posteriormente ordenará al deudor el pago de los adeudos (devengados).

Si el demandado incumple con la pensión establecida en una Resolución Judicial por tres meses seguidos o alternados, se inicia el proceso penal: Omisión de Asistencia Familiar, ingresando al Registro de Deudores de Alimentos (REDAM). El ingreso a este padrón se tramita en el Juzgado de Paz Letrado. Para ingresar a este registro, no es obligatorio haber iniciado proceso penal. Éste se puede iniciar de forma paralela o antes de la acción penal.

Recuerden que cuando una persona se encuentra en el REDAM no puede tramitar préstamos ante cualquier entidad crediticia, ya que es registrado en la Superintendencia de Banca y Seguro (SBS) como mal pagador. Además está impedido de participar en cualquier proceso electoral y no puede salir del país hasta que sea eliminado de este registro.

Así que ya saben, a cumplir con sus obligaciones 🙂

Espero les haya podido ayudar estos alcances sobre Pensión de Alimentos.

Un abrazo.

Zu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s