Psicópata Integrado

Hace algunas semanas, después de más de dos meses, conversé con mi primo (al que quiero y admiro como el hermano que no tuve). La conversación duró varias horas, nos pusimos al día sobre los últimos sucesos de nuestras vidas. Por uno y otro motivo mis horarios libres no coincidían con los de él y veníamos posponiendo esta conversación que fue muy reveladora para mí.

Conoció a llamémosla “María” e inmediatamente “match”. Le llamó la atención lo guapa y amable que era. Súper linda, dijo.

. Prima nunca había conocido a una chica así. Y tú sabes que he conocido a un montón de chicas – abría los ojos que expresaban su total asombro.

. Sí lo sé, pero a veces pasa así. Te acuerdas que te conté que estuve con un chico que al principio me caía mal y a los pocos días cambió todo el concepto que tenía de él. Nunca había conocido s un chico así… – daba por sentado que esas cosas suelen suceder.

  • Ah el pata ese… Espera que te siga contando.

Prosiguió su relato:

  • María me atrajo rápidamente por su amabilidad y por lo linda que era conmigo. Me llamaba la atención que no me dejara gastar. O sea, no dejaba que compre cosas innecesarias. Fue la primera chica que en un mes llevé a mi casa y se la presenté a mi familia. Ella se metió al bolsillo a mis papás al toque porque cada vez que iba a mi casa, que se volvió cosa de casi todos los días, se comportaba de una manera muy atenta y amorosa. Decía que le gustaba cocinar y cocinaba para todos en casa. Era conversadora, sobretodo conversaba mucho con mi mamá al punto que más de una vez me dijo: “tu mamá y yo somos almas gemelas”.
  • Jajaja ¿En serio?
  • Sí. Igual que tu ex que llegaba a tu casa y se llevaba bien con toda la familia. Hasta lo nombraron padrino a ese…
  • Jajaja ¡Sí! Paraba metido en mi casa y en la de los abuelos también. Se llevaba bien con todos.
  • Esas son caretas prima. Ya te vas a dar cuenta. Te sigo contando. María me mandaba mensajes de texto largazos y por whatsapp también. Tú sabes que yo casi no utilizo esa aplicación, pero ella empezó a bombardearme de mensajes todo el día. Eran mensajes melosos de buenos días, buenas noches, me enviaba fotos, me avisaba a la hora que salía de su casa, me pedía que la recoja del trabajo, me deseaba que Dios me llene de muchas bendiciones y hasta se disque preocupaba por si había almorzado, si había comido… Otras chicas con las que he salido nunca se han comportado de esa forma, así que para mí era raro. Empecé a desconfiar un poco de todo eso. Pensé que tal vez era una interesada que quería sacar algún provecho de mí, incluso la puse a prueba en varias ocasiones en cuestión de dinero y ¡nada! Comencé a pensar que no era posible que esté saliendo con una chica súper linda, tierna, cariñosa, bonita y atenta, realmente se veía interesada en mí. Pasó todo tan rápido.
  • Caíste… -la historia que Luis estaba contando se me hacía tan familiar.
  • Sí. Y quién no caería con tantas demostraciones de atención y amor, supuestamente amor…
  • Asu…el personaje con el que yo me topé también me bombardeaba con mensajes todo el día y parábamos, prácticamente, todo el día juntos.
  • Y seguro que tú también pensaste que tenías suerte de haber encontrado a un tipo así – Luis soltó una carcajada.
  • Jajaja pues sí.
  • Ahora que veo como son las cosas de verdad, veo tan claro las intenciones de estas personas. Te sigo contando. Poco a poco este personaje de película, de película de terror, comenzó a decirme que debía cambiar mi forma de comportarme con mis papás. Tú sabes que yo no soy muy demostrativo. Me decía que la familia era lo principal y que siempre debemos estar diciendo a nuestros padres cuánto los queremos, me lo decía de una forma muy sutil y cariñosa. Poco a poco comencé a cambiar mi forma de demostrar mi cariño a mis papás.
  • Mmm bueno, creo que tan mala no era María. Mejoraste tu relación con tus padres ¿no?
  • ¿Sabes que es lo chistoso? Yo siempre he tenido una buena relación con mis papás. No seré tan cariñoso con ellos, pero los amo con toda el alma… Que no les diga cuánto los quiero no significa que no lo haga. Poco a poco, con esa vocecita de bebé, empezó a decirme con mucha sutileza, como quien no quiere la cosa, cómo tenía que comportarme y no sólo eso, comenzó a decirme cómo le gustaría que me vista.
  • Asu… – Grande era mi sorpresa al escuchar lo que Luis contaba del personaje de película de terror con el que se había chocado porque coincidía con el personaje de “scary movie” con el que yo me había topado tiempo atrás.
  • Al principio pensé que María quería algo bueno para mí, pero felizmente me di cuenta de sus manipulaciones encubiertas. Sabes, yo siempre he sabido que existen malas personas, pero nunca pensé que a este nivel. No entendía como pudo cambiar ella tan rápido. Me hacía sentir muy mal, me hacía sentir como si yo fuera una persona mala. Me di cuenta que si las cosas no salían como ella quería, ella cambiaba mucho. Te cuento que yo no soy un chico celoso, pero ella siempre me quería dar celos como sea. Me enseñaba fotos con sus compañeros de la universidad, me quería sacar celos con eso… Decía cosas como: “mira él está muy cerca de mí en esta foto ¿verdad?”, yo normal y María otra y otra vez: En serio siempre se me acerca este chico. No paraba hasta que yo explotaba, y cuando eso sucedía yo era un loco celoso. ¡Imagínate!
  • Se me hace tan familiar lo que estás contando.
  • Siempre he pensado que cuando uno quiere a una persona quiere que todo esté bien con ella, pero por más que yo trataba nada era suficiente, ella quería siempre más… Era como si ella estuviera vacía, hasta ese momento no entendía bien con qué tipo de persona estaba… Fue difícil para mí terminar con ella porque me hizo prometerle que nunca la dejaría. Dos semanas después de terminar con ella me sentía mal porque a pesar de todo quería mucho a María, por no decir que me desvivía por ella, justo una de mis mejores amigas me llama y me dice que necesitaba hablar urgentemente conmigo porque se sentía muy triste y quería contarme algo. Cuando la vi, no la podía reconocer. Había perdido mucho peso, estaba muy delgada. Me contó que recién había terminado con su novio, había sido muy malo con ella, un manipulador de aquellos, mentiroso y lo más traumante es que acababa de descubrir que era gay. Me contó que tuvo que ir a una psicóloga, quien le explicó que había estado con una persona que manipulaba con malignidad: Un narcisista. Ahí es cuando me comenzó a contar acerca de los narcisistas y su malignidad. Son seres vacíos, personas sin alma por no decir personas sin corazón que fingen sentir amor por alguien. Fingen todo el tiempo son muy manipuladores y siempre con intencion de herir a las personas porque son como personas depredadoras de sentimientos. No les importa lastimar a alguien, en especial a su pareja, de esa forma se sienten vivos. Todo lo que ella me contaba era como si estuviera describiendo a María y yo sorprendido le seguía preguntando, mi amiga me sugirió mirar en YouTube videos a cerca del narcisista maligno o también conocido como psicópata integrado. Yo pensaba que un psicópata era un loco que mataba personas. Lo que los caracteriza es que no tienen sentimientos ni remordimientos. Sólo les importa salirse con la suya. Son capaces de cualquier cosa, por eso es que uno escucha en noticieros que de un día para otro una persona decidió matar a otra.
  • Qué miedo lo que me estás contando.
  • Le dije a mi amiga que me enseñara los videos que ella había visto y con tan sólo ver los primeros quince minutos del primer video me pude dar cuenta que ese era mi caso. Era como si estuvieran describiendo a María. Me quedé anonadado y aprendí que ellos tienen un ciclo de destrucción: Primero es la “etapa de Cacería” donde se convierten en tu falsa alma gemela. Te hará formar la imagen de un ser encantador y buen oyente. Su objetivo es que tú te abras y le confieses todo, después utilizará toda esa información para manipularte. Te dirá que siempre ha querido tener una relación estable y duradera, pero que no ha encontrado a la persona indicada. Será la persona perfecta, tu alma gemela, encantadora, muy interesada en ti con muchas cosas en común. Segundo es el “Bombardeo de amor”. Estará disponible para ti 24/7. Llamadas de horas de duración. Múltiples textos de whatssapp todo el día. Likes a todo lo que publicas. Halagos, flores, regalos. Se preocupará por todo lo que te sucede y cómo solucionar tus problemas. Te dirá cosas como que Dios ha sido tan bueno en poner a alguien como tú en su vida. Tercero es la Triangulación. Va a utilizar a otras personas (reales o imaginarias) para provocarte celos y esto creará que tengas miedo a perder a una persona tan “perfecta”. Cuarto es la etapa donde el lava tu cerebro, manipula tu mente, te hace dudar de tu estabilidad. Dice mentiras evidentes y hasta te cuestiona como profesional. Te halaga en público y te lastima en privado. Comienzas a sentir que tú eres el problema. El narcisista maligno necesita de este ciclo para poder sentirse vivo y que importa en este mundo.
  • ¡Guau! Has descrito a la persona con la que estuve – seguía impresionada por la similitud de descripciones que Luis había hecho.
  • A veces me decía que se sentía sola, que había sufrido desde niña. Me contó que su padre las había abandonado. Y sentía un vacío muy grande. Lo más duro para mí fue cuando traté de terminar la primera vez, me dijo que se mataría. Seguro que tu narcisista también te contó que sufrió mucho en el pasado, que le han hecho daño, que ahora que te encontró siente que Dios escuchó sus ruegos. Pero dime algo prima ¿Te dijo algo como que no merecía estar contigo, que tú mereces estar con una mejor persona?
  • ¡Sí! decía cosas del tipo “soy una cagada” “tú eres buena, mereces otra cosa” “¿qué haces conmigo?”
  • ¡Ajá! Típico.
  • Al menos en eso no mintió. Dijo lo que era.
  • Jajaja Ajá. Así son como se sienten realmente aunque los veas felices no lo son. Te termino de contar la historia de mi narcisista. Después que me di cuenta que me estaba manipulando quise sacarla de mi vida. Se ponía a llorar, gritaba, decía que yo la hacía reaccionar de esa manera. Volvía a su papel de víctima y se la pasé unas veces hasta que apareció otro personaje en la historia…
  • Estás describiendo a mi ex.
  • Es como si todos los narcisistas tuvieran el mismo libreto. Su abuelo falleció y hasta eso utilizaba para salirse con las suyas. Le atrapé dos mentiras grandes y cuando por fin le dije que se terminó, amenazó otra vez con matarse. Está loca. Como yo no sabía de estos psicópatas integrados tenía miedo que vaya a hacerlo. Por otro lado, yo estaba tranquilo porque nunca fui malo con ella, siempre le deseé lo mejor. Después de enterarme de todo lo que te estoy contando sobre los narcisistas, la enfrenté. Lo único que le dije es que se sacara esa máscara que usa, que ya sabía que era una falsa, que nunca me quiso y nunca quiso a mis padres. Ahí fue cuando estalló y me respondió que no quiere a nadie, que no sabe que es eso de “querer”. La dejé sola y me fui, pero sé que en algún momento va a regresar a joder, esos enfermos siempre regresan. Pero yo ya sé quién es. Ya se le cayó la careta.
  • ¡Asu! Como dices: el mismo guión.
  • Te he resumido la historia. He omitido un montón de cosas.

¡Atención!

Si contamos esto es para que la gente sepa y abra los ojos. Personas como las que se ha descrito en este relato sí existen, pero están encubiertas. Son como camaleones y no debemos acostumbrarnos a este maltrato. Hay muchos videos en YouTube acerca de los Narcicistas y Psicópatas Integrados, los invito a mirar y chequear esta información, de esta manera desbaratar la idea de que un psicópata es un loco, el que mata, el que tiene múltiples personalidades o que estos psicópatas narcisistas son sólo varones. Ah, ah, hay muchas mujeres también. Estos narcisistas malignos están más cerca a nosotros de lo que nos imaginamos.

Al contar esta verdad esperamos poder ayudar al menos a una persona a que comprenda y pueda darse cuenta de la realidad de estos personajes. Y correr, correr por nuestras vidas.

Zu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s