CARTA A MI YO DE 20

A mis casi treinta y dos años pienso en mi yo de veinte y recuerdo la vida, ilusiones y sueños que tenía en ese entonces. Algunos de esos sueños, se han cumplido totalmente, otros a medias y otros dejaron de importarme.

Me invitaría un trago, sería un Mojito de fresa, sin duda. Iríamos a un bar cerca a Monserrate, tal vez en Larco o en Húsares, y conversaríamos un buen rato. A veces extraño Trujillo, a mis amigos a los que veía todos los días. Que feliz fui en la ciudad de la eterna primavera y cuántas veces he regresado.

Me preguntaría por los cursos que estoy llevando en la facultad. Me recomendaría con qué docente llevar cada curso (tuve excelentes profesores aunque también hubieron unos fantoches). Me diría tantas cosas como:

– Aprovecha que no tienes responsabilidades, ahorra todo lo que puedas y viaja. No importa tanto a dónde, pero viaja cada vez que puedas.

– Lee más. Proponte leer, por lo menos, un libro al mes.

– No te dejes llevar por la procrastinación. Sé que las redes sociales están en todo su apogeo y hay varias series en cable que te gustan mucho, sin embargo no debes perder tanto tiempo mirando tele y chateando.

– Se disciplinada con la escritura. Dedícale tiempo, es importante que practiques y no lo dejes de hacer.

– Haz más deporte.

– No seas tímida y métete a todos los cursos y talleres que te interesen. Tus papás te apoyarán en cada cosa que emprendas.

– Pon mayor atención a tus clases de Inglés, te será de gran ayuda cuando viajes a USA.

– No regreses con ese chico. Si se acabó una vez, se volverá a acabar.

– Si tienes dudas con respecto a una persona, aléjate porque estás en lo cierto. Confía en ti, en tu intuición. Expresa lo que piensas.

– Te vas a enamorar y te van a romper el corazón. No te asustes, te repondrás y se convertirá sólo en un recuerdo del cual no te arrepentirás porque lo habrás dado todo y esa será tu satisfacción.

– Sonríe más que el tiempo pasa tan rápido. No pierdas ninguna oportunidad de estar alegre y ser feliz.

– Está bien equivocarse, así aprenderás. Ten paciencia y confía en ti.

– Tus sueños se van a cumplir, debes ser persistente.

– Comparte todo el tiempo posible con tus papás, abrázalos y mímalos bastante que son el mejor regalo que la vida te pudo haber dado.

– Nunca dudes que el Señor te escucha porque él todo lo sabe y cuando estés profundamente triste, él será tu refugio.

Finalmente, me diría: estarás orgullosa de la gran mujer que te convertirás a los treinta.

Alas y buen viento 🍀😊

Zu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s