FUCK COVID

A seis meses de que el mundo se paralizó y comenzó a cambiar por la expansión del Covid… De regreso a su casa, se detiene en el malecón, a pesar del cubreboca que lleva, puede sentir la brisa del mar. Piensa en sus planes que se han tenido que posponer, en toda esa gente que ha migrado de un proyecto a otro en este medio año.


A pesar de todo lo malo y trágico que ha traído consigo este fatídico virus, reconoce que gracias a él muchos adictos al trabajo como ella han podido tomarse unas vacaciones, por primera vez en varios años, pasando más y mejor tiempo consigo misma.


Otros han afianzado los lazos familiares, como es el caso de su prima que no pudo continuar pagando la renta de su departamento teniendo que regresar a la casa de sus padres, a los que muy poco frecuentaba, y ahora junto a su madre está vendiendo tortas y postres por instagram.


Otros han descubierto que no les gusta dedicarse a lo que se dedicaban antes de que el Covid paralizara todo.
Es inevitable no pesar que aunque aún no podamos vivir la vida como lo hacíamos o como quisiéramos, podemos y tenemos que seguir viviendo bien y bonito (en la medida de nuestras posibilidades).


Como dicen: la crisis sólo saca lo mejor o lo peor de cada quien. Tratemos de que sea lo primero aunque nos pueda llevar tiempo el concretarlo.


Mira la hora en su celular, recuerda que debe pasar por la farmacia. Se acomoda el cubreboca y se da prisa, no quiere que el toque de queda la pille en la calle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s